Como pedir una división de bienes con un abogado

Como todo en la vida, nada dura para siempre así suelen ser las relaciones, algunas perduran en el tiempo pero otras no, suelen acabarse. Que sucede cuando terminamos con nuestra pareja y estamos casado, lo primero que procede es el divorcio, y a través de él la separación de bienes.
Dichos bienes eran únicos y exclusivamente aquellos que se hayan concebido durante los años de matrimonio. Muchas personas tienden a confundir esto creyendo que son todos los bienes, desde que se inicia el noviazgo, pero no es así.
Cuando una pareja se casa y esta adquiere bienes dentro del matrimonio estos deberán ser divididos si no hay acuerdos prenupciales.
Cuando se concreta un divorcio es donde salen nuevos problemas por decirlo de cierta manera siempre una de las dos partes sale más afectada, la custodia de los hijos, la casa, el coche, los negocio, todo ello va a división

Los bienes dentro del matrimonio

Por lo general cuando hay niños dentro del matrimonio el hombre debe irse de la casa y la custodia y la casa le quedan a la madre, esta deberá pagar un porcentaje del valor de la casa a su ex esposo.
Este deberá conseguir un hogar nuevo, proporcionar manutención para sus hijos, y visitarlos como lo indica la ley.
Todos los demás bienes adquiridos como coches, motos, negocios que hayan construido mediante el tiempo de casados van a mitad, las cosas o se colocan en balanza por su valor y se dividen o se vende todo y van a mitad.
Este es un proceso muy complicado es por ello que lo mejor es que lleguen a un acuerdo pacífico para agilizar toda la división de los bienes.

las personas pueden renunciar a los bienes

Son pocos los casos en lo que esto ocurre pero si de cierta forma una persona puede renunciar a todos los bienes adquiridos dentro del matrimonio, indistintamente del valor que tenga cada inmueble o bien adquirido
Si este es el deseo de una persona debe jurarlo bajo palabra y se prosigue a que todos los bienes sean destinados a una sola persona.
Esto obviamente no sucede con frecuencia, son casos muy especiales, como por ejemplo aquellos donde una de las dos partes tiene una herencia la cual recibió antes del matrimonio, es decir si la persona es adinerada no querrá pelear por vil material que obtuvo mediante ese mal matrimonio del cual se está separando.

 

Lo ideal es consultar antes con un abogado, o con un notario